Продюсерский центр

    Сергея Филимонова

Fimosis

Fimosis

Fui al Instituto Quirúrgico del Callao (IQDC) y subí 7 pisos por escalera porque le tengo temor a los ascensores. Si el inconveniente persiste con el paso del tiempo, estaremos hablando de otro tipo de fimosis y no de una patológica. Este tipo de fimosis es muy poco común, pero puede darse en hombres de cualquier edad debido a infecciones heridas que forman un nuevo tejido que tras la cicatrización no permiten descubrir el glande de una forma absolutamente normal. En dependencia del tipo y del grado de fimosis que padezcamos el tratamiento va a ser uno u otro, y en todos los casos deberá de estar precripto por un médico. Se trata de la famosa como circuncisión que se práctica en adultos y niños, generalmente con anestesia local.

Como todo problema de esta clase, la fimosis puede tener complicaciones que pueden afectar a la vida sexual de la pareja, para el hombre en mayor medida pero teniendo por su parte consecuencias en la mujer. En los adultos el tratamiento de fimosis es algo más complicado que en los niños, pero a pesar de ser algo molesto, vale la pena solucionarlo lo antes posible para poder tener una vida normal sin que afecte a ti ni a los que están a tu alrededor. Antes de recurrir a la circuncisión, el tratamiento con corticoides tópicos indicados por el urólogo pediátrico a partir de los 3 años durante unos dos tres meses y con la ayuda de retracciones suaves puede solventar la fimosis.

La fimosis a la que mencionamos líneas arriba no debe ser motivo de preocupación mayor en los primeros años de vida de los pequeños, pues es una condición normal denominada fimosis fisiológica por los médicos; o sea los pequeños vienen al planeta de este modo, con la piel cubriendo el balano. Tal como lo lee, son perjudiciales puesto que pueden transformar una fimosis fisiológica en una enfermedad, una nosología. Cuando la fimosis está acompañada de signos de infección como dolor, ardor, rubor (enrojecimiento), disturbios miccionales, secreciones uretrales de la piel, lesiones de la piel, lasceraciones, descamaciones, y muchos etecés; es que hablamos de una fimosis patológica.

En grados severos de fimosis podemos encontrar dificultad a lo largo de la micción puesto que el grado de retracción y de diámetro de apertura del prepucio es tan pequeño que impide la salida de la orina de forma fisiológica pudiendo provocar retenciones de orina aumentando con ello la tasa de infecciones urinarias e inclusive la retención aguda de orina, médicamente famosa como RAO.


No se deben confundir los síntomas de tener fimosis con los sintomas del frenillo corto, el frenillo corto es el tejido que une la parte posterior de la cabeza del glande con la parte interior del prepucio, si este es demasiado corto tampoco deja descubrir el glande. Tu médico puede diagnosticar la fimosis basada en una historia clínica detallada y un examen físico. Es la fimosis que presentan la mayoria de los bebes al nacer, no debemos preocupar en tanto que el prepucio irá cogiendo elasticidad y se irá ensanchando hasta el momento en que se pueda descubrir el bálano.

If you have any type of concerns pertaining to where and just how to utilize fimosis fotos niños, social.alumni.uoc.edu,, you can call us at our web-page. En la mañana de la circuncisión, date un buen baño una ducha larga y presta especial atención a tus partes íntimas. Cualquier analgésico medianamente potente logrará aliviarte en buena medida cualquier tipo de dolor en la zona. En cualquier caso, recuerda que va a ser más una molestia que un dolor insufrible: día a día que pasa es un día con una intensidad de dolor menor. Toma antiimflamatorios (ibuprofeno) para eludir la ineludible hinchazón del balano durante los días consecutivos a la cirugía de fimosis infantil tratamiento natural.

La fimosis se padece cuando el prepucio, la parte superior de piel que se desliza y que cubre el balano, la parte final del pene, es demasiado estrecho. En el caso de fimosis en el pequeño, el prepucio del niño no logra deslizarse por el glande hasta descubrirlo. En el recién nacido, normalmente, y hasta el tercer año de edad, se habla de fimosis fisiológica: el prepucio está adherido al glande, pero deja que el pequeño haga pipí normalmente. Fimosis secundaria de tipo liquenoide fibrosa es, cuando el sujeto se acuerda desarrollar el anillo fimótico.

Ambos términos denotan la incapacidad para retraer el prepucio distal sobre el glande del pene; no obstante una vez el prepucio puede ser retraído de manera que el balano del pene aparece parcialmente, una fimosis ya no está presente. En estos casos semejantes géneros de fimosis son propensos a la degeneración y son normalmente bien difíciles de estirar. Mientras que la fimosis primaria y secundaria indica agravada imposible la retracción del prepucio sobre el glande, propio de la parafimosis es el edema, dolor y eritema del balano del prepucio distal.